Manifiesto Complex-Minimalista

Tanto el Minimalismo como lo que yo llamo el Complejismo, o Complexismo son tendencias de consumo (y de forma de vida) opuestas o al menos, aparentemente incompatibles (veremos que no lo son del todo).

El Minimalismo como arte, estilo arquitectónico, sentimiento vital y decorativo está experimentando un auge reciente en Occidente, por cuanto tiene de conexión con una vida más sencilla, sin tanto estrés, impulso consumista y ajetreo. Digamos que el minimalismo (o su hermano el decrecimiento) logran mediante unos principios básicos, liberarnos del consumo compulsivo y las prisas, permitiéndonos ser mucho más felices al centrarnos en lo importante para cada uno de nosotros, y no tanto en comprar y consumir cosas que realmente no necesitamos.

tree-3822149_960_720 fhvytruj

Por otro lado, éste no es un blog de Minimalismo, al menos, no exclusivamente.

En otro extremo, (bueno, no tanto, pero sí en un extremo diferente al del minimalismo) se encuentra lo que yo llamo complexismo. No sé si existe algo parecido, si este estilo artístico y vital existe, o no, así que le he dado ese nombre que creo que resume muy bien sus características.

No es un movimiento que propugne el consumir por el consumir, por ese motivo digo que no está en el extremo opuesto del minimalismo, sino que es algo completamente distinto. (Nota: tampoco tiene nada que ver con la tendencia homeopática llamada “complejismo”)

El complexismo se basa en construir estructuras complejas, lo más complejas posibles, por el mero gusto de disfrutar de la complejidad que tienen. Las obras de arte barrocas son un ejemplo de por dónde empezar, o los estilos artísticos recargados mozárabe, rococcó y oriental. Pero el Complexismo va más allá.

El Complexismo no toma una línea recta, o una línea curva, si puede evitarlo, en su lugar, lo sustituye por laberínticas estructuras, fractales, fusiones de artes diferentes, con el fin de crear un universo contenido en si mismo.

Una taza de té de estilo complexista, debe aspirar a ser tan compleja como un mundo, y un juego de té debe dar la oportunidad de experimentar a quien la contemple o la use (porque el complexismo debe también ser funcional como requisito imprescindible) la experiencia de un universo infinito de posibilidades. Para ello, repito, usa elementos artísticos, naturales, matemáticos, arquitectónicos, rituales, de software, etc.

El objetivo complexista es convertir cada obra de arte, cada objeto, cada acto humano en un universo de infinitas facetas, ilimitado en si mismo.

Un complexista auténtico jamás se dará por satisfecho con su obra, pues siempre buscará añadir una capa más de complejidad, un recoveco nuevo que contenga una inspiración adicional. En este aspecto, el complexismo tiene mucho de filosofía vital, y bebe de la búsqueda de la perfección oriental.

Al igual que una vida puede emplearse en la búsqueda del equilibrio, o sentir su plenitud con sólo alcanzar a contemplar la flor perfecta, o a “destallar” y guiar el bonsai perfecto, el complexismo podría encontrar el significado de una vida en una escultura, o en criar una flor única que contuviese en su interior la esencia de todas las flores.

Nada escapa del alcance del complexismo, desde la arquitectura, el arte, el diseño de objetos, la literatura, la creación de perfumes, la horticultura, la preparación de eventos. Cualquier cosa puede y debe convertirse en algo que tenga más contenido.

Y es aquí donde el complexismo roza alguna de las esencias filosóficas del minimalismo. Dar contenido a la vida despojándolo de cosas inútiles, o dárselo haciendo de cada cosa algo con infinitas facetas, sentimientos y sensaciones.

Cada uno debe elegir, el objetivo de este blog es exponer ambas tendencias, para que podáis ver cuál os gusta más o cuál os encaja mejor en cada ocasión. En mi caso, estoy intentando, y digo intentando porque aunque lo parezca, no es fácil, llevar una vida minimalista, pero guardo para mi afición por la fantasía y la literatura unas pizcas de complexismo.

Evidentemente, el minimalismo tendrá muchos más artículos, por cuanto es una filosofía vital extendida, pero espero poder mostraros algunas de las grandezas del complexismo como estilo de vida o de creación, aunque sea limitada a alguna de las facetas de nuestras vidas.

Este blog es un intento de unificar ambas tendencias y de encontrar el equilibrio que nos permita disfrutar de ambas.

abstract-2352687_960_720 e5t456y56u5u